El Placer de Viajar

 

Hoy en día, el que no viaja es porque no quiere hacerlo. Las agencias de viajes, internet y todos los medios telemáticos de que disponemos, nos ofrecen una amplia y diversa gama de posibilidades, para acceder prácticamente a cualquier lugar y en las más diversas condiciones.

Se puede viajar por muchas razones, pero hoy quiero hablar de “El viajar porque sí”, porque tengo tiempo  y ganas de empaparme de otros ambientes. Porque el mundo es enorme…y ¡hay tanto que descubrir! Además, porque es una de mis actividades favoritas.

 Para viajar, no hay que tener una cantidad ingente de dinero, ni mucho tiempo, ni una de tantas excusas a las que se puede recurrir. Sólo hay que tener ganas, curiosidad y una pequeña dosis de espíritu aventurero. Existen los viajes organizados, culturales, de relax, de “sol y moscas”…  en fín, muchos y muy diferentes, y todos, absolutamente, resultan divertidos y nos aportan experiencias vitales, algunas inolvidables.

Viajar tiene, en mi opinión, una enorme cantidad de ventajas. Es la mejor manera  de desconectar de la rutina, descansar de la monotonía y poner en “modo expectación” nuestro espíritu, ante cualquier eventualidad que se pueda producir. Nos da una visión más amplia del mundo.

También es la mejor forma que conozco de aprender geografía facilmente. Los lugares por los que has pasado, en los que has vivido distintas situaciones, no se olvidan jamás. Practicas otras lenguas… o lo intentas. Conoces a otras gentes con otra manera de pensar. En una palabra: adquieres otras vivencias.

Pero, lo que más me gusta de viajar, es lo que llega a aportarte como ser humano. El conocer otras culturas, el convivir con otras personas, en ocasiones diametralmente opuestas a ti; cuyas formas de vida son, en apariencia, tan distintas a las tuyas. Que comen, duermen y respiran un aire tan diferente al tuyo, te vuelven tolerante, comprensivo e infinitamente más respetuoso.

Porque nos damos cuenta que, en definitiva, son personas. Tan básicas como nosotros. Con idénticas necesidades: los mismos miedos y los mismos deseos que los demás. En otras latitudes, en otro idioma, pero con las ganas de ocupar su pequeño lugar en el mundo y su pequeña ración de afecto… como todos.

Imagen | Anfetamínico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog Stats

  • 7,282 hits